Español  English Créditos

Como podar
Breve artículo sobre la poda de plantas y árboles siempre verdes, perennes y caducas

por: Christoph Kieffer, publicado el: 2003-11-22

volver a índice artículos 

Este breve artículo habla sobre la poda de los árboles y plantas siempre verdes, perennes y caducas; no está específicamente orientado a los bonsáis sino a las plantas en general. No pretende ser una guía completa sino unas breves pinceladas con algunos consejos sobre especies concretas.

Lo primero a tener en cuenta es la estación en la que nos encontramos y si la planta a podar es siempre verde, perenne o caduca ya que deben ser podadas en diferentes momentos durante el año. Un buen ejemplo de siempre verdes son los juníperos, cipreses y eunonymus, todas usadas en la mayoría de los casos para cultivar setos altos y densos. Primero hablaré precisamente de estos, ya que son bastante comunes en los jardines mediterráneos, normalmente modelados en formas cuadradas o circulares.

Siempre verdes deben ser podados cuando su crecimiento está en su momento más aletargado, en concreto cuando las temperatursa bajan hasta los 4 o 5 grados centígrados. En Madrid esto suele ocurrir en noviembre, por lo que mediados de noviembre es un buen momento para realizar una poda intensa para devolver a la planta la forma deseada. Debería ser suficiente podar la planta una o máximo dos veces al año, pero se puede ir recortando alguna rama que se desvía mucho de la forma deseada. Si el crecimiento de la planta es muy intenso, como ocurre sobre todo con plantas muy jóvenes, otro buen momento para podar es a principios de primavera, cuando la planta está empezando a estar en su momento de crecimiento álgido.

En la sección de invierno de mi jardín se puede ver una imagen de un seto de arizonicas recién podado.

Las plantas caducas pueden ser podadas durante prácticamente todo el año, pero ten en mente que las plantas que florecen siempre deben ser podadas justo después de la floración. Los arbustos caducos pueden ser podados en cualquier momento, pero lo mejor es esperar hasta que han perdido la totalidad del follaje, ya que entonces la planta deja de bombear savia hacia sus ramas. También es más fácil darles cualquier forma deseada (pe. para conseguir más sombra) ya que estará a la vista la estructura de las ramas. En cualquier caso, solo se deberían podar las ramas que han crecido demasiado o han perdido totalmente la forma.

Los perennes, en general, no requieren ser podados al no ser que se necesite podarlos para mantener su forma dentro de un patrón predefinido. Pero sí deben limpiarse de hojas marchitas y ramas secas, trabajo que debe ser realizado sobre todo en primavera.

Algunos consejos sobre algunas especies concretas:

Hierbas: Su crecimiento empieza en primavera, es entonces un buen momento para eliminar antiguos brotes. Arboles que florecen: pe. las Magnolias se deben podar después de la floración, otros pueden ser podados casi en cualquier momento, pero el momento después de la floración siempre es el más adecuado. Setos como Forsythia o Weigela también deben ser podados después de la época de floración. La Wisteria floribunda debe ser podada a finales de otoño para favorecer la floración en primavera. Hydrangea, podar a principios de la primavera cuando aparecen las nuevas hojas en las ramas crecidas el pasado año. En la Potentilla y la Spirea se debe trabajar a principios de la primavera.

Con un interés especial para ser cultivados como bonsáis, los rhododendros y las azaleas siempre deben ser podados justo después de la floración, esto normalmente tiene lugar en junio. Si se podan demasiado tarde puede ocurrir que al siguiente año tienen menos e incluso carezcan totalmente de flores.

Frutales: los frutales deben ser podados a finales de invierno o principios de primavera. En ese momento no portan hojas y se ve perfectamente la estructura de las ramas. La idea es esclarecer la copa para que le entre más luz y favorezca el crecimiento de los futuros frutos. También es muy importante aplicar un tratamiento de aceite antes de que crezcan las hojas para evitar que las frutas se pudran.

Yuccas: Cuando florece la yucca, muere la roseta de la que salió la flor. Por ello se debe recortar el tallo en cuanto se ha marchitado la flor y se ha vuelto marrón (en verano). Si finalmente muere la roseta, en la primavera siguiente se debe cortar la roseta lo más cerca posible del suelo.

volver a índice artículos    

Tu artículo


Si has escrito algún artículo sobre bonsais o jardinería que te gustaría compartir con los demás usuarios, por favor contáctame aquí.

Publicaré tu artículo en esta sección lo antes posible.

Gracias.

Descargas


Descarga el artículo como fichero .