Español  English Créditos

 « 1 2 3 4 5 6 7 8 [910 11 12 13 14 15 16 17 18 »

Un seto o árbol que se usa normalmente como árbol de sombra u ornamental. En Andalucía se pueden ver hermosos ejemplares en los parques. Las hojas del ficus común son duritas y miden aproximadamente 5 centímetros, mientras que las del ficus benjamina miden más o menos la mitad lo que lo hace perfecto para el cultivo de bonsai. Aunque normalmente se uilizan con bonsai de interior, yo lo tengo al aire libre menos en inviero cuando lo posiciono dentro de casa junto a una ventana muy luminosa.

Los ficus permiten ser modelados para cualquier tipo de estilo, muchas veces se plantan en grupo.

Replantado / Tierra: Como el crecimiento del árbol, y en consecuencia de las raíces es muy rápido (incluso en invierno dentro de casa), dependiendo del tamaño de la maceta hay que replantar cada años o al menos cada dos. Sin embargo solamente se debe eliminar un tercio de las raíces. Como maceta suelo utilizar las cerámicas glaseadas en tonos verdes y azules. La mezcla de la tierra que utilizo se compone de 1/3 de humus, 1/3 de arena y 1/3 de arcilla para retener la humedad.

Luz: El fícus es una planta muy versátil en lo que se refiere a la luz. A pleno sol (no aconsejable en el centro de España por la poca húmedad ambiental) genera un follaje muy denso. En zonas más sombreadas tendrá una copa más abierta con ramas finas colgantes, esta circunstancia permite jugar con la forma base del árbol. No se debe cambiar a menudo de condiciones de luz ya que el ficus trata de aclimatarse a las nuevas condiciones tirando parte del follaje, en un intento de adaptarse a épocas de lluvia o secas.

Poda y limpieza: Pueden ser podados de primavera a otoño. Yo no suelo podar toda la planta a la vez ya que pierden mucha savia (se puede cortar el flujo aplicando polvo de carbón sobre las heridas). Los brotes jóvenes no deseados se deben eliminar pronto.

Alambrado: Alambrar desde primavera hasta verano. Hay que tener mucho cuidado si se trata de doblar ramas más gruesas ya que se parten con suma facilidad. Lo mejor es envolverlas previamente con rafia para protegerlos.

Riego: Los ficus requieren un riego constante y regular ya que no les gustan ni las sequías ni las tierras muy mojadas. Cambios radicales en las condiciones de riego las castiga con la caída parcial del follaje. Asegurar un buen drenaje.

Abono: Como siempre trato de utilizar un abono orgánico sólido que aplico durante la época de crecimiento, es decir, desde primavera hasta octubre reduciendo la dósis en verano. A veces durante el invierno (con la planta en el interior) aplico algo de fertilizante líquido en el agua de riego.

Temperatura y exposición: Resisten altas temperaturas siempre y cuando el aire no es muy seco como ocurre pe. en Madrid. Aquí los tengo en la semisombra y humedezco sus hojas a menudo.

Enfermedades: La única plaga que he tenido en mi grupo eran pulgones que quité con una intensa ducha de agua y dos vaporizaciones de Folithion.

 « 1 2 3 4 5 6 7 8 [910 11 12 13 14 15 16 17 18 »

Ficus benjamina


Nombre común:
Ficus benjamina "too little".

Familia:
Moraceae.

Origen:
Regiones tropicales de la India.

Descarga la ficha de cuidados como fichero .